Artritis reumatoide: una enfermedad crónica con esperanza de remisión

La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta la salud de las articulaciones, caracterizada por la presencia de inflamación y dolor. El principal objetivo de los médicos es evitar que la afección progrese hasta el punto de causar discapacidad a una edad productiva o generar complicaciones que tengan un resultado mortal.

El reumatólogo Carlos Rondón Malavé, comentó que la artritis reumatoide se puede presentar a cualquier edad. Especificó que la prevalencia en Venezuela ronda el 20% del total de pacientes que acuden a la consulta regular de reumatología, siendo 2.5 veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

El inicio de la afección articular es diverso: con dolores en grandes o pequeñas articulaciones de comienzo lento y sin síntomas obvios, o puede aparecer de manera brusca y abrupta en varias articulaciones en pocos días. “Pero culmina en su forma clásica: un cuadro poliarticular inflamatorio de grandes y pequeñas articulaciones, aditivo y simétrico (en ambas extremidades)”, agregó el también profesor del postgrado de reumatología del IVSS Hospital Dr. Raúl Leoni en San Félix, estado Bolívar.

El camino a la remisión

Las indicaciones de los médicos tienen el enfoque de modificar el progreso severo y crónico, de la artritis reumatoide. Buscan aliviar el dolor, reducir la actividad inflamatoria y detener o retrasar las erosiones y el daño irreversible de las articulaciones, causante de deformaciones y una importante limitación funcional incluso en los primeros cinco años con la patología.

De acuerdo con el doctor Rondón, una estrategia de atención precoz y agresiva tiene como meta la pronta remisión, entendido este término médico como el cese o desaparición de los síntomas inflamatorios articulares, determinado por el cumplimiento de unos parámetros clínicos que permiten verificar que la patología no se encuentra activa en el organismo.

Agregó el reumatólogo que al menos 5 de 6 criterios deben cumplirse durante dos meses consecutivos, entre ellos: rigidez matutina ausente o no mayor a 30 minutos, ausencia de cansancio y de dolor articular, acompañados con análisis de sangre que muestren valores dentro de los parámetros normales.

Entendiendo su origen 

Todavía no se sabe la causa exacta de la artritis reumatoide; sin embargo, el sistema inmunológico de la persona es el principal responsable de la inflamación y el daño en las articulaciones. Ocurre cuando la defensa natural del organismo contra bacterias y virus, repentinamente ataca a los propios tejidos del paciente y desencadena reacciones que dañan las articulaciones y posiblemente a otros órganos.

Actualmente no existe forma de curar este descontrol inmunológico, pero si hay herramientas para detener o disminuir su actividad; una posibilidad de éxito que se incrementa cuando no se subestiman los síntomas y se busca la ayuda oportuna y adecuada.

El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *